Escuelas alternativas vs escuela tradicional

¿Cómo sería tu colegio o tu clase ideal? Una en la que no haya que madrugar, en la que el recreo dure una hora y en la que no haya exámenes! Bueno, sí claro, pero ahora en serio… Quizá una en la que se fomente la imaginación y la creatividad, en la que se te anime a participar sin miedo al ridículo, en la que se destaquen los aciertos sobre los errores, en la que no te enseñen a base de castigos… y en la que no haya exámenes ni haya que madrugar! ;)

Algo así es lo que se plantearon varios padres y profesores en los 70 en España, y de donde surgieron las escuelas alternativas que existen en la actualidad en España, llamadas así por ser una alternativa a la escuela convencional.

¿Qué objetivo tienen los deberes?

¿Es útil estudiar para sacar buena nota, para aprobar un exámen?

¿Cuánto recuerdas de lo que estudiaste de memoria?

Si alguna vez te has hecho alguna de estas preguntas es que tú también dudas de las escuelas tradicionales.

“Lo que habéis aprendido porque queréis ¿no lo habéis aprendido mejor?”, Enséñame pero bonito – Sara Moreno

Y si no, ¿por qué cada vez más gente deja estudios sin terminar y decide probar suerte por otro lado? ¿O por qué deja un trabajo de “lo suyo” para dedicarse a otra cosa? ¿Por qué los chavales están totalmente desmotivados y frustrados?

Conozco cantidad de gente (yo sin ir más lejos!) que no está trabajando en lo que estudió y no es por no haber encontrado trabajo, sino porque se equivocó o no es lo que esperaba. Y peor todavía, gente que sigue trabajando de “lo suyo” porque tiene miedos, al cambio, a defraudar a los suyos, a fracasar, a empezar de cero…  ¿Dónde está el problema? ¿En que elegimos mal? Eso seguro, pero ¿por qué? Probablemente porque no nos dieron las herramientas para saber elegir. Nos educaron a base de castigos y miedos. No nos enseñaron a pensar y a tomar decisiones, no potenciaron nuestra autonomía y nuestro desarrollo personal, sino sólo el intelectual, y en algunos coles ni eso! ;)

Waldorf Montessori que escuela alternativa hijos sistema educativo como educar a tu hijo escuelas alternativas educacion alternativa blogs
Pondré más ejemplos cercanos de que la educación está en crisis.
  • Hace unos años decidí sacarme el antiguo CAP (Certificado de Aptitud Pedagógica, necesario para que licenciados e ingenieros pudieran dar clase de secundaria), ni idea de por qué me lo saqué, imagino que ya me olía que las teleco no eran lo mío. Durante las prácticas en un cole que siempre tuvo buenas referencias, me llevé una muy mala impresión: alumnos leyendo revistas en clase, otros completamente desnucados y casi roncando, otros hablando, jugando… frente a profesores explicando mates ajenos a lo que ocurre enfrente de ellos. No generalizo, pero ésa fue mi experiencia.
  • El hijo de 9 años de unos amigos muy cercanos, se llevó una bronca de un profesor porque en una redacción usó una palabra demasiado rebuscada para su edad, le tachó esa palabra y la sustituyó por otra más adecuada a su edad. Esto es verídico y a mí personalmente me da mucho miedito.
  • Un ejemplo que muchos ya conoceréis, el Rubius, youtuber de referencia para jóvenes y adolescentes, contó en una entrevista que en España sacaba muy malas notas, se fue a estudiar a Noruega o Finlandia y allí era un máquina.

“El mejor medio para hacer buenos a los niños es hacerlos felices”, Oscar Wilde

No creo que antes la educación fuera la mejor, (aunque desde luego los de la EGB somos los más molones y punto ;), pero era la única que conocíamos. Desde luego tiene toda la pinta de que algo no va bien en el sistema educativo. Niños con cero motivación, alumnos sin ningún interés en lo que el profe cuenta, profesores y padres enfrentados…  Lo bueno de todo esto es que, cada vez más, empieza a haber otras alternativas de educación, aunque veremos que no son las alternativas más fáciles.

Cómo es la educación alternativa

Me sorprende lo poco que conocemos, al menos es mi sensación, sobre estas escuelas alternativas, la alternativa a la escuela tradicional. No conozco a nadie en mi entorno que lleve a sus hijos a estas escuelas. Da la sensación como si no interesara que se conocieran, y por otro lado, dan un poco de yuyu, como si se tratara de sectas o algo así. Y sin embargo, llevan exisitiendo en diferentes países desde hace casi 100 años. Al final estas escuelas no son más que centros que van por libre porque no creen en la enseñanza autoritaria y por imposición, sino en una enseñanza más libre, donde el niño tenga opción a elegir, siempre respetando unas normas.

Escuela Libre, escuela alternativa, educación activa, escuela democrática… todos son términos que identifican métodos de enseñanza diferentes a la escuela tradicional.

Uno de los pioneros en esta enseñanza alternativa fue Alexander Sutherland Neill, creador de la escuela en libertad y fundador de la escuela alternativa Summerhill en los años 20. Básicamente lo que el señor Neill propone es la oposición a la competitividad, al buscar ser el más listo y sacar las mejores notas, y defiende el desarrollo emocional del niño por encima del intelectual. Se trata de una pedagogía antiautoritaria, en la que se ayuda al niño a buscar su felicidad, y para ello se le da libertad de asistir a las aulas que más le interesen. La escuela es más una comunidad donde el aprendizaje está en el autogobierno, la convivencia y el ejercicio de la responsabilidad. Si te interesa el bueno de Neill no dejes de leer alguno de sus libros, como “Hijos en libertad”.

“El humor denota igualdad. Se lo excluye premeditadamente del aula porque es un elemento nivelador. El humor liquidaría el respeto que exige el maestro porque su risa, mezclada con la de los alumnos, lo haría demasiado humano”, A S Neill

A partir de ahí surgieron un montón de escuelas, todas con una serie de ideas en común, como cuenta el interesante documental de Sara Moreno, “Enséñame pero bonito“, en el que distintos profesores, o como ellos se autodefinen “mediadores entre niños, niñas y recursos”, nos cuentan cómo funcionan varias de estas escuelas alternativas, os recomiendo que lo veáis porque realmente te hace reflexionar (y además es cortito, dura menos de 1 hora).

Las escuelas alternativas se basan principalmente en estas ideas:

  • La base de la educación alternativa es potenciar las habilidades sociales y de comunicación, las relaciones humanas.
  • Priorizar el motivar al niño más que lanzarle datos que memoriza como un robot, buscar su autonomía y afianzar su autoestima.
  • El fin es dar herramientas al niño para que mañana pueda salir adelante, no obligarle a aprender cosas de memoria.
  • El alumno es protagonista y el adulto confía en él. El profesor es estas escuelas es más un acompañante. Al igual que se respeta a los bebés el aprendizaje a andar o hablar a su ritmo, también hay que respetarles y confiar en ellos a partir de los 3 años.
  • Libertad para aprender, pero libertad asociada a responsabilidad. El aprendizaje es algo innato, natural y como dicen los profes en el documental “es imposible no aprender nada durante un día aunque lo intentes”. El niño en libertad tiene más ganas de aprender, si obligas a un niño a aprender música probablemente le cueste muchísimo, pero si él quiere aprender aprenderá muy rápido. Por ello no es necesario obligar a los niños, simplemente ponerles al alcance lo que vale la pena aprender. Y si a un niño no le interesa leer, por ejemplo, hay que ver por qué no le interesa e intentar crearle ese interés.
  • No es necesario separar materias, porque el aprendizaje está en todas partes. Por ejemplo, en una receta de cocina hay parte de lenguaje, porque tienes que saber leerla, pero también de mates porque si la receta es para 4 personas y tienes que cocinar para 8, tendrás que saber multiplicar.
  • Potenciar la creativad y el aprendizaje a través de diferentes actividades, con gran protagonismo de las artísticas y énfasis en la naturaleza: una exposición, cine, teatro, un taller de cocina, un club de lectura, observación astronómica… Ayudar al niño a encontrar lo que quiere hacer con su vida.
  • No existe una programación ni un currículo, sino que surge de manera espontánea según los intereses de los niños, pero eso no quiere decir que no haya normas, reuniones y debates contínuos. La principal norma es el respeto.
  • No hay exámenes ni deberes, lo importante no es la nota que saques, ni es necesario dedicarle más tiempo del que el niño está en el cole.
  • Los conflictos entre los niños los resuelven los propios niños, sin permitir que se dé agresión e invitando a la reflexión. Han comprobado que el nivel de conflictos en estas escuelas es mínimo.
  • Atención más individualizada y mucha participación de los padres.

“Es imposible no aprender nada durante un día aunque lo intentes”. Enséñame pero bonito – Sara Moreno

¿Te gusta lo que lees más que mojar pan?
Suscríbete a nuestro blog!

Lee todos nuestros contenidos antes de su estreno... Y de regalo, los 12 consejos infalibles para un Camino de Santiago a lo disfrutón! ;)

Tranquilo, a nosotros tampoco nos gusta el spam

Otro documental realmente inspirador sobre el tema de la pedagogía alternativa es “Entre maestros”, documental de Pablo Usón en el que a un profesor de secundaria con 24 años de experiencia, que deja la escuela convencional por sentir que “no puede ayudar a desplegar el potencial de sus alumnos”, le proponen dar clases a 11 chicos durante 12 días según lo que para él sería una enseñanza ideal. Está basado en el libro “23 maestros, de corazón: Un salto cuántico en la enseñanza”, escrito por el propio profesor protagonista del docu, Carlos González, en el que desarrolla cuál es el objetivo de su enseñanza, el conocerse a uno mismo.

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”,  Benjamin Franklin

Si te interesa este asunto de la educación en libertad y el respeto, puedes echar un vistazo a esta selección personal de libros sobre el tema, he leído tres de ellos y de los otros dos he leído buenísimas críticas y estoy deseando leerlos, todos muy recomendables:

Montessori en Casa: el cambio empieza en tu familia. Cristina Tébar Montes.

La crianza feliz: cómo cuidar y entender a tu hijo de 0 a 6 años. Rosa Jove.

Libertad y límites. Amor y respeto: lo que los niños necesitan de nosotros.Rebeca Wild.

Aprender a educar (Niños y adolescentes). Naomi Aldort.

Amar sin miedo a malcriar. Yolanda González Vara.

Barreras a la educación alternativa

Para los padres realmente implicados en la educación de sus hijos, que espero que sean la mayoría, resulta muchas veces difícil elegir a qué centro llevarles. Lo lógico parece llevarles al colegio que más cerca les quede, y muchas veces es la única opción que pueden permitirse. Y aún así hacen malabares para poder dejarle en el cole, recogerle, prepararle el bocata para el recreo, llevarle a actividades extraescolares, estar detrás de él para que haga los deberes y conseguir que se acueste sin ver La voz kids.

Pero la realidad es que los primeros años de un niño marcan cómo será cuando sea mayor, y la educación que reciba tanto en casa como en el colegio es determinante. A mí personalmente educar a un pequeño me parece un follón tremendo, por ello creo que merece la pena al menos informarse del tipo de centro al que llevas a tus hijos. Pero cuando los padres se plantean la educación alternativa, existen varias barreras.

Por un lado, existe mucha presión social para que lleves a tus hijos a lo mejores colegios, a que tu hijo saque las mejores notas y tenga la mejor formación. Entonces existe miedo a equivocarse, como dicen en el documental, “la Libertad da mucho miedo”, miedo a si tu hijo va a aprender realmente, miedo a que no sea la mejor opción para tu hijo. Pero qué es mejor, crear niños idénticos, robots que no sepan pensar, another brick in the wall como cantaba Pink Floyd? O crear identidad, diversidad y potenciar lo que nos hace esencialmente humanos, las relaciones sociales?

educacion alternativa educación escuelas alternativas waldorf Montessori diferencias sistema educativo escolarizacion que colegio

Otro ladrillo en el muro, Pink Floyd

Por otro lado están los temas legales, en la legislación la educación obligatoria pasó a llamarse escolarización obligatoria, en una escuela presencial en un centro docente homologado por el Estado. De esta manera, estas escuelas alternativas serían ilegales porque estarías desescolarizando al niño. Sin embargo ¿qué pasa entonces con el derecho básico que reconoce la Constitución a la libertad de enseñanza? ¿y con el derecho a que los padres puedan escoger lo que creen mejor para sus hijos?

Por ello no hay escuelas alternativas públicas, sino que estas escuelas alternativas han tenido que buscar la manera de legalizarse, unas como Sociedades Limitadas, otras como ONG, como asociaciones, algunas están integradas en colegios públicos como actividades extracurriculares, otras se han homologado como escuela privada extranjera… Esto hace que muchas cuesten una pasta y no estén al alcance de todos los papis.

Además otro problema derivado de ahí es que las cuotas que se pagan son tan altas que a veces las escuelas alternativas son un poco elitistas, convirtiéndose en pasto de familias de clase alta con hijos que no se adaptan a los colegios tradicionales o que sólo buscan un cole enrollado con un toque moderno y liberal. Pero en mi opinión es tarea de los profes y educadores intentar que el ambiente sea adecuado a la filosofía y metodología del centro.

El sueño de todas estas asociaciones, educadores y padres (y el nuestro!) es que algún día sean públicas o concertadas, con subvenciones del Estado, como ocurre en países como Estados Unidos, Suecia, Finlandia, Alemania o Suiza, para que sean una opción real que pueda elegir cualquier padre, pero me da que para eso habrá que esperar…

Las diferentes Alternativas: Escuela libre, Waldorf, Montessori, Paideia, Kumon, Doman…

En los tres últimos años en España ha habido un auge de este tipo de escuelas alternativas, pasando de las 20 escuelas en 2013 a las más de 500 en 2015. Entre ellas hay diferentes metodologías, de las que las más extendidas en España son la escuela Libre, la escuela Waldorf y Montessori, que son en las que nos centraremos hoy. Aunque todas parten de las ideas que vimos antes, comunes a las pedagogías alternativas, vamos a ver las peculiaridades de cada una de ellas.

La escuela Libre

La escuela Libre sigue la misma línea de todas las escuelas alternativas y se basa en la idea de que no es el adulto el que impone al niño la materia a estudiar sino que el niño decide qué le interesa. Se busca sobre todo la autonomía del niño, para que aprenda dónde buscar y que tenga un pensamiento crítico. Es la menos directiva de todas, ya que la educadora no interviene si no lo solicita el niño. (Para el que se pierda, las escuelas directivas son las tradicionales, en las que existe una programación y es el profesor el que organiza y dirige al grupo). En ocasiones se identifican las escuelas Waldorf, Paideia y Summerhill como Escuelas Libres, aunque en realidad no lo son estrictamente, y cada escuela tiene sus pequeñas diferencias.

“Si quieres trabajadores creativos dales tiempo suficiente para jugar”, John Cleese de Monty Python

La escuela Waldorf

La escuela Waldorf fue creada por el filósofo Rudolf Steiner, cuando el dueño de la fábrica alemana Waldorf Astoria le pidió que se encargara de la educación de los hijos de los trabajadores de su fábrica. Se caracteriza por todos los rasgos comunes a la pedagogía alternativa de los que hablamos arriba, pero con una importancia especial de las actividades artísticas (música, danza, teatro…) y los trabajos manuales y artesanales. Otra característica propia de esta escuela es que se favorece la imaginación frente a la tecnología, de la que más o menos reniegan, y se da mucho peso a la naturaleza, el juego al aire libre y la alimentación ecológica. Los padres deben implicarse además varias horas a la semana en la educación de sus hijos.

Las materias cambian de mes en mes, aunque semanalmente hay matemáticas, lengua, idiomas y artes. En cuanto a los idiomas, al parecer como se trata de una escuela de procedencia alemana, atacan mucho el alemán, pero descuidan un poco el inglés, por lo que a veces los niños necesitan un refuerzo de este idioma. Para hacer un seguimiento individualizado los niños tienen un mismo tutor durante primaria, y otro durante secundaria y bachillerato.

La escuela Waldorf se encuentra en más de 40 países y cuenta con el apoyo de la Unesco. ¿A que no sabías que Jennifer Aniston fue a una escuela Waldorf? Yo me acabo de enterar :o. Otras caras conocidas que siguieron la metodología Waldorf son el presidente de American Express, el escritor de “La historia interminable” Michael Ende, el director de cine Andréi Tarkovski y la actriz Sandra Bullock. Pues parece que no les ha ido tan mal ;).

“No hay que empezar siempre por la noción primera de las cosas que se estudian, sino por aquello que puede facilitar el aprendizaje”, Aristóteles

La escuela Montessori

María Montessori creó la escuela que lleva su nombre desde la observación y el trabajo con niños con deficiencias. La educadora y médico basa su método en acompañar a los niños en su educación más que en dirigirlos.

Su método se centra en el juego educativo autónomo y libre, con espacio para la experimentación y algunas actividades también en grupo, donde el uso del material es bastante rígido, que está destinado para un uso y no otro. Con cada material se aprende una habilidad y después se pasa a la siguiente. Es importante que el ambiente sea el adecuado para que el niño elija las actividades que le atraen, y el educador se encarga de observar, acercarle estímulos y eliminar obstáculos.

Montessori divide la infancia y juventud en etapas de seis años: a los primeros los llama “mente absorbente”, entre los 6 y los 12 “del razonamiento, la imaginación y la memoria”, de 12 a 18 de la “formación de la personalidad social” y entre los 18 y los 24 de la “vida real”.

“Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo”, María Montessori

Quieres saber quién estudió en escuelas Montessori? Pues poca cosa, gente como el fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, los fundadores de Google, Larry Page y Sergei Brin, o el escritor y premio Nobel Gabriel García Márquez.

Diferencias entre la escuela Waldorf y la Montessori

La principal diferencia entre las escuelas alternativas Waldorf y Montessori es que la Waldorf tiene un rollo más espiritual, y a veces se le tacha de sectario, al ser esta escuela una aplicación de la antroposofía que proponía Steiner. Aún así depende mucho de cada centro, ya que en general, las escuelas Waldorf no buscan el adoctrinamiento ni la enseñanza religiosa. La pedagogía Waldorf es quizás menos intelectualizada que la Montessori.

Otras escuelas activas para los primeros años

Otras escuelas de moda para los más pequeños son las Madres de día y los grupos de crianza. Las Madres de día son básicamente educadoras que atienden en su casa a grupos pequeños de niños de 0 a 3 años mientras sus padres trabajan, son como una especie de microguarderías. Esta opción creo que aún está sin regular y alrededor hay cierta controversia porque hay quien piensa que el niño necesita un entorno tradicional con más niños para su desarrollo completo. Yo sinceramente no lo creo.

Una opción muy atractiva para los padres que busquen reunirse con otros padres en su misma situación, y así no marear a sus amigos aún sin hijos ;) son los grupos de crianza. Normalmente dirigidos por padres con formación pedagógica o en psicología, en ellos todos comparten sus conocimientos y vivencias.

que escuela alternativa waldorf montessori diferencia cual elegir escuela libre educación

Dónde buscar una escuela alternativa

La primera escuela alternativa en España fue La escuela Micael de Las Rozas, que aún está en activo y sigue los principios de la escuela Waldorf.

Existe un directorio en España (y seguramente en el resto de países) en el que puedes encontrar todas estas asociaciones y escuelas alternativas, la iniciativa se llama Ludus, y en su web puedes además consultar en qué consiste cada una de ellas, si eres profe puedes ver también ofertas de empleo en estas escuelas y mucha más información interesante.

Si te interesa la pedagogía Waldorf, puedes encontrar un listado de los centros Waldorf y más información sobre su metodología en la Asociación de centros Waldorf.

Para los padres que no tengan acceso a ninguna de estas escuelas, existen algunas plataformas online como Knowledge Constructors, que ofrece una educación siguiendo los principios de la escuela democrática para niños a distancia.

Nuestras conclusiones

Después de conocer un poco cada una de ellas, para mí la decisión no estaría tanto entre una metodología u otra, entre Waldorf o Montessori, sino que depende mucho de cada centro. Lo mejor sería visitar los distintos centros y elegir el que más te convenza, la mayoría tienen jornadas de puertas abiertas e incluso períodos de prueba. Aparte de las opciones anteriores existen muchas otras, de las que seguramente hablemos en otros posts, algunas con mucho peso de los idiomas. Entre ellas está por ejemplo The little one, un centro que busca que los niños se sientan como en casa, donde la educación se trabaja mucho en común con los padres.

En principio tengo la sensación de que Montessori es la que mejor combina el respeto por el niño y sus ritmos con la eficacia de los estímulos y recursos. Pero la escuela Libre puede ser también muy buena opción para los niños más pequeños. Igual la opción ideal es incorporar los aspectos interesantes de libertad y autonomía de estas escuelas alternativas a la escuela pública y que a los profesores se les dé formación en esas tendencias, como ya están haciendo en algunos colegios públicos.

Yo personalmente empiezo a dudar de la eficacia del sistema “tradicional”, de un currículum común para todos los niños, mates, lengua, geografía, historia… , de aprender por aprender, y creo que es mucho más útil que te enseñen a pensar, a tomar decisiones, a distinguir lo que me gusta y lo que quiero hacer con mi vida. No tiene sentido enseñar de la misma manera a un niño que adore leer, que a otro que aún no haya descubierto la lectura, o a uno que sea un hacha en matemáticas que a otro que las aborrezca. Es imposible que una misma metodología funcione para los dos. Por otro lado, ¿cómo demonios lo haces si tienes 40 alumnos por profesor? Es imposible, por ello la única alternativa sería una mayor inversión pública en educación, y si no, no queda otra que a base de las cuotas de los padres, que es como se mantienen estos centros alternativos por el momento.

A la vez, aunque reconozco que la educación alternativa me parece muy interesante, me planteo si esos niños educados en escuelas alternativas se adaptarán a un mundo que está hecho para seguir unas normas y estudiar una carrera, a un mundo totalmente competitivo, en el que la competencia es la base del mercado y el mercado es la base del mundo. Me planteo si una educación alternativa es posible. Seguramente sí, o más bien la incorporación de sus bases en la escuela “convencional”. Si existiera una segunda oportunidad para ir al cole y pudiera elegir, probaría la alternativa frente a algo que claramente para mí no funciona, al menos probaría y cruzaría los dedos ;)

Para terminar os dejamos con este vídeo (realizado por Tiching con motivo del día del docente), que resume muy bien lo que sería una educación ideal, en dos minutos lo dice todo:

(Este post está dedicado a nuestra sobrina de 3 semanas de edad y 50 cm de largo, a la que sacaremos el carnet de socia honorífica de la Vida Elástica ;D)

Y para ti cuál es la educación ideal? Y los viajes, son una forma de educación alternativa?