Detrás de focas y ballenas en la cueva de Badstofa

Llevábamos 12 horas en pie por los fiordos del oeste y la península de Snaefellsness. Atrás habían quedado la bonita cascada Dynjandi, el pueblo pesquero de Stykkishólmur, los campos de lava Berserkjahraun y el Snaefellsjökull, el volcán de Julio Verne. Pero aún nos esperaban muchas sorpresas… incluida la Aurora Boreal #somosdisfrutones

Desde la pista 570 que atraviesa el Parque Natural Snaefellsjökull, llegamos de nuevo a la carretera 574 que bordea la punta de la península de Snaefellsness, y retrocedemos un poco por ésta hacia el oeste, para acercarnos a curiosear a Hellnar. Habíamos leído que aquí se encuentra la cueva de Badstofa y que se pueden ver focas y ballenas con bastante frecuencia.

Snaefellsness Hellnahraun Cueva Badstofa Islandia qué ver viajar a Islandia por tu cuenta por libre

Hellnahraun y Snaefellsjökull al fondo

El desvío por la 5730 para llegar a Hellnar se encuentra a unos 3 km, hay cartelitos osea que no tiene pérdida. Tienes que dejar el coche al final de la carretera y continuar los últimos metros a pie por el camino. No hubo suerte con el tema fauna marina y tampoco entramos en la cueva, pero nos sorprendió un paisaje con mucho encanto y un pequeño café-restaurante que hay al final del camino con una sopa de pescado muy gustosa.

Buscador Alquiler coche Islandia Ofertas Alquilar todoterreno 4x4 conducir Islandia

Gastronomía islandesa en un rincón secreto de la península de Snaefellsness

El café Fjöruhúsid se encuentra en una calita rocosa y de aspecto bastante salvaje, rodeada de acantilados y campos de lava cubiertos de musgo, Hellnahraun. Lo distinguiréis enseguida porque es la única casita de la cala, con tejado rojo y una pequeña terraza de madera. En esa misma playa se encuentra la famosa cueva Badstofa con su cara de ogro esculpida en la roca dándote la bienvenida. Las vistas desde este lado del acantilado son espectaculares, con el glaciar Snaefellsjokull al fondo.

Cafe restaurante Fjoruhusid península Snaefellsness Islandia qué ver viajar a Islandia por tu cuenta por libre

Café Fjöruhúsid en Hellnar

Hipnotizados por esta atmósfera tan especial, nos vinimos arriba y entramos en el café a reservar una mesa para la cena (iujuuuuu, hoy no cocinamos!). Pues no iba a ser posible, cerraban al rato, vaaaya por dios. La única opción era cenar… ahora. Pero ¡¡eran las 7 de la tarde!! Bueno, pues nada, a cenar.

¿Te gusta lo que lees más que mojar pan?
Suscríbete a nuestro blog!

Lee todos nuestros contenidos antes de su estreno... Y de regalo, los 12 consejos infalibles para un Camino de Santiago a lo disfrutón! ;)

Tranquilo, a nosotros tampoco nos gusta el spam

Nos sentamos en una mesita cerca de la ventana, con vistas a un mar azul intenso. El restaurante era un único espacio rectangular de paredes caladas blancas, con cuadros muy naïf, mesas y sillas rojas, con mantelitos blancos de tela y una minúscula barra azul que daba a la cocina. Del techo colgaban muchas bombillas desnudas que parecían flotar, como si el lugar estuviera iluminado por luciérnagas.

Buah, según lo cuento me está hasta subiendo el azucar, pero en realidad el sitio no es nada cursi, tiene un aire muy singular y a la vez acogedor, te sientes como en casa. Después de nuestras cutre-cenas en los albergues, ya tocaba un poco de glamour!

Disfrutamos de una sopa de salmón muy sabrosa que nos sorprendió por su sabor especiado. El caldo era cremoso y la sopa además de los trozos de salmón, llevaba puerro, zanahoria, gambas y un pescado blanco que no distinguimos. Nos pusieron un pan buenísimo, oscuro y con cierto sabor a bollo (descripción super técnica la mía ;). Y para beber, unas cervezas Gull bien fresquitas y de botella! Placerazo de cena en restaurante islandés.

Cuando salimos estábamos en medio de un atardecer totalmente rosa, así que paseamos por las granjas desperdigadas de la zona y los prados llenos de caballos islandeses. Son algo más pequeños, o más bien tienen las patas más cortas que los nuestros, y están más abrigados por unas largas crines. Respirando mucha paz en aquel lugar.

Con todos nuestros sentidos saciados nos fuimos a Arnarstapi (574 + 5710), donde dormíamos esa noche. Esta vez en Snjofell, un albergue muy sencillo, y a ratos un pelín destartalado, pero donde dormimos muy agusto y pagamos bastante poco (si quieres saber más sobre éste y el resto de nuestros alojamientos en Islandia puedes encontrarlos aquí).

El recorrido por el país de hielo y fuego estaba llegando a su fin, pero esa noche Islandia nos iba a hacer vivir el mejor momento del viaje. Justo en los minutos de descuento conseguimos ver las Luces del Norte.

Viaje Islandia Alojamiento viajar cuando ir Iceland turismo preparativos

Datos prácticos

Zona: Península de Snæfellsnes

Distancia recorrida: 20 km

Todoterreno: No necesario.

Lugares de interés:
Hellnar y Arnarstapi (pueblos en el extremo de la península de Snaefellsnes)
Cueva de Badstofa
Hellnahraun (campos de lava)

Cena en el café Fjöruhúsid: 34 €

 

Visita nuestra Mega guía para enamorarte de Islandia. Incluímos mapa de Islandia con los lugares de interés y ruta a seguir, nuestro recorrido de 11 días con trekkings detallados y una selección de lo que no te puedes perder en tu viaje a Islandia!

Ir a la Mega Guía Islandia

Te gusta viajar, la vida a tu style y la risa tonta?
Pues estás de suerte! ;))

Suscríbete y llévate de regalo, los 12 consejos infalibles para hacer el Camino de Santiago sin dolor!

Si no, puedes continuar leyendo el triste periódico... no pasa nada...

Tranquilo, a nosotros tampoco nos gusta el spam