¿Dónde están los frailecillos?

Llevábamos una mañana soleada por la costa de Strandir, viendo fiordos nevados, montañas picudas con formas hermosas y pueblos encantados que nos habían dejado muy buen sabor de boca. Quizás por eso lo que vendría después no nos sorprendió tanto. Los fiordos del oeste en su costa sur no son tan espectaculares, y las playas de arena dorada no son más bonitas que las que puedes ver en España u otros países. Así que la guinda de la tarde la puso Látrabjarg (y la puesta de sol en la playa contigua, Látravík!). Unos acantilados altísimos en el punto más al oeste de Europa, quitando Groenlandia (que no cuenta porque es medio americana) y las Azores.

Si no tienes claro si visitar los fiordos del oeste, te recomiendo una leída rápida de nuestros motivos para venir o no a estos fiordos.

De carretera en carretera, fiordo a fiordo, no hay pérdida

Para cruzar desde la costa noreste de los fiordos del oeste (donde nos encontrábamos) hacia la costa sur de esta península langosta, recorrimos la 643 de vuelta desde Krossnes, después tomamos la 61 y de ahí a la 608 llegando a los fiordos del sur (pero siempre fiordos del oeste ;). Luego tomas la 60 que recorre estos fiordos (bonitos pero no muy destacables), desde donde ya se ve la península de Snaefellsnes!! Si vienes desde la Ring road es aún más fácil, porque cogerías directamente la 60.

Justo antes del desvío hacia la 62 (todavía en la 60), nos paramos en la gasolinera de Flókalundur. Y qué suerte la nuestra que vemos a unos chicos en bañador metiéndose como detrás de un montículo. Allí, un poco escondida, se encuentra Hellulaug, una poza termal (hot spring) en la parte interna del fiordo de Vatnsfjördur, un jacuzzi-balcón con vistas al mar espectacular. Así que se desató la locura… nos miramos, nuestros ojos brillantes lo decían todo… pa´dentro. Después de Krossnes nos habíamos quedado con ganas! Estaba un poco más fría de lo esperado, así que nos salimos rápido, pero la experiencia de bañarte en una poza geotermal en Islandia no te la puedes perder!

Hellulaug Poza natural

Poza natural Hellulaug

Después del baño, continuamos nuestro camino hacia el lejano oeste. Tomamos la 62 y luego la 612, aquí empezamos a ver las dunas de arena dorada que nos anuncian que estamos llegando a las famosas playas.

¿Te gusta lo que lees más que mojar pan?
Suscríbete a nuestro blog!

Lee todos nuestros contenidos antes de su estreno... Y de regalo, los 12 consejos infalibles para un Camino de Santiago a lo disfrutón! ;)

Tranquilo, a nosotros tampoco nos gusta el spam

Breidavík y Raudisandur, las playas color playa

Decir que todas las playas que vimos eran muy bonitas, sobre todo por el color azul intenso de sus aguas, por encontrarse en fiordos y por sus acantilados rocosos (tipo el cañón del colorado pero muy mini y no tan rojo). Todas siguen la misma línea, playas bastante abiertas, arena fina, dunas cubiertas por vegetación, praderas y acantilados a su alrededor. Todas ellas muy salvajes sin apenas señales de civilización. Con esos ingredientes no podía salir mal ;D. Sin embargo, no nos parecieron nada espectacular (al lado de todo lo que se cuece por Islandia!). Te encontrarás todas las playas por la carretera 612, excepto Raudisandur a la que llegas por la 614 (desde la 612).

Buscador Alquiler coche Islandia Ofertas Alquilar todoterreno 4x4 conducir Islandia

Las de Breidavík y Raudisandur son las más famosas, por el color de la arena, dorada la primera y rojiza la segunda. Ambas con dos iglesias muy pintorescas, de tejados rojos y con paredes, blancas en el caso de Breidavík y negras en Raudisandur. Por las iglesias las identificarás antes que por el tono tan aplaudido de la arena, que es muy muy sutil, nada tan exagerado como muchas fotos que se ven por ahí (un poquito de photoshop igual?).

Otras playas que vimos fueron Gjögrabót y Látravík. Después de lo que habíamos leído sobre todas ellas, no nos parecieron para tanto, quizá también porque en España alguna que otra playa tenemos ;), así que la zona playas nos la ventilamos rápido.

Última parada antes de Groenlandia, los acantilados de Látrabjarg

Continuamos por la 612 hasta que la carretera se acaba, eso significa que has llegado a Látrabjarg, unos acantilados totalmente verticales de 12 km de longitud y 400 m de alto que quitan el hipo.

frailecillos Latrabjarg acantilados

Acantilados Látrabjarg

En ellos anidan caaaannnntidad de especies de aves, entre ellas los frailecillos, “el payaso del mar”, un ave muy vistosa, con andar de pato, pico rojo a juego con las patas y traje blanco y negro al estilo de los pingüinos. En primavera, como a los humanos, la sangre se les altera y se vienen desde el mar al acantilado a poner sus huevos. Los verás sobre la hierba en la parte alta del acantilado, donde construyen unas madrigueras muy largas. Un paraíso para los enamorados de las aves.

acantilados Latrabjarg frailecillos

Glaciar Snaefellsjökull desde Látrabjarg

El momento en que llegas al acantilado y ves todo el mar inmenso frente a ti, esa vista de cuando el horizonte se redondea, es una pasada. Te asomas y te sube el vértigo hasta las uñas! Y te pones a buscar los frailecillos, que en nuestro caso, al ser ya casi mediados de septiembre, se habían ido hacia los mares del norte… arg! Pero si vimos varias focas, minúsculas allí abajo, peleando con las olas. Un auténtico placer! Y pensar que estás sólo a 400 km de Groenlandia… menos de los que te separan de la costa este de la propia Islandia!!

 

El fuerte viento nos mandó para abajo a la playa que hay justo al lado, Látravík, donde nos quedamos viendo un atardecer de los que no se olvidan. Al resguardo de las dunas, y con nuestro termo aún caliente, sin habla ante un cielo completamente naranja, con nubecillas muy pintonas, que cerraba el día. Éramos los últimos europeos que veríamos ponerse el sol (sin contar los habitantes de las Azores claro).

Viaje Islandia Alojamiento viajar cuando ir Iceland turismo preparativos

Esa noche dormimos en el fiordo de Tálknafjördur, en la guesthouse Bjarmaland. Si quieres saber cómo nos fue, tienes toda la información de los alojamientos en esta entrada.

Al día siguiente nuestro viaje continúa hacia la cascada más coqueta de Islandia y la península de Snaefellsnes! ¿Te vienes?

Datos prácticos

Zona: Fiordos del oeste (costa sur y suroeste)

Distancia recorrida: 370 km (desde Krossnes, península Strandir)

Todoterreno: No necesario (aunque son carreteras sin asfaltar)

Lugares de interés:
Fiordos del oeste (costa sur y suroeste)
Hellulaug (poza termal o hot spring frente al mar en el fiordo Vatnsfjördur)
Breidavík, Raudisandur, Gjögrabót y Látravík (playas)
Acantilados de Látrabjarg y frailecillos

 

Visita nuestra Mega guía para enamorarte de Islandia. Incluímos mapa de Islandia con los lugares de interés y ruta a seguir, nuestro recorrido de 11 días con trekkings detallados y una selección de lo que no te puedes perder en tu viaje a Islandia!

Ir a la Mega Guía Islandia

Hola viajero! Te está siendo útil nuestra guía de Islandia??
Nos vendría genial que la compartieras en las redes sociales!! Te dejamos que la espamées a lo loco!!! :D

También te invitamos a suscribirte al blog! Y de regalo, los 12 consejos infalibles para hacer el Camino de Santiago sin dolor!

Si no, puedes continuar leyendo el triste periódico... no pasa nada... ;)

Tranquilo, no nos gusta el spam ni enviar cosas aburridas...