Un paraíso para las aves entre minicráteres, volcanes y mucha lava.

A unos 40 km de Dettifoss se encuentra la región de Myvatn, o 55 km si vienes desde Húsavík (al norte). Es una zona de gran actividad volcánica debido a que por allí mismo pasa la gran cicatriz que atraviesa Islandia, la Dorsal Mesoatlántica, el límite entre las placas tectónicas Euroasiática y la Norteamericana (como puedes ver también en Reykjanes o Thingvellir). Allí, entre volcanes, y tras violentas y devastadoras erupciones, se formó el lago Myvatn, un paraiso natural rebosante de vida.

Para ver la zona bien necesitarás un día entero. Nosotros dedicamos la tarde de nuestro 6º día para ver la zona del lago (desde las 13h), y la mañana del 7º día para ver las zonas volcánicas activas de Hverir y Krafla.

Además no te preocupes por el coche, con un turismo puedes moverte con mucha facilidad. Hay una carretera asfaltada que rodea el lago, parte de esa circunvalación de 36 km es la R1 (Ring Road) y la otra parte es la carretera 848. Por cierto a finales de mayo, principios de junio organizan una “maratón” que recorre esos 36 km, si te va ese rollo tiene que ser increíble sufrir viendo ese paisaje :D.

Buscador Alquiler coche Islandia Ofertas Alquilar todoterreno 4x4 conducir Islandia

Mapa Myvatn

Mapa Myvatn

Fuente: http://www.ust.is/ (también podéis descargaros en alta calidad el mapa original en pdf)

Mývatn, el lago de las moscas

“Vatn” significa lago y “Mý” moscas. Todos estos insectos que viven en los 37 km cuadrados de lago son el sustento de su gran biodiversidad. Nosotros leímos que si repelente, que si mosquiteras para la cabeza… íbamos con el temor de que nos comieran los mosquitos (eso sí, sin repelente ni mosquiteras), pero al llegar allí cero problemas. Puede ser porque estuvo lloviendo a ratos, o por lo que sea, pero no sufrimos tal plaga. Si vas en julio, te hace solazo y hay poco viento… puede que te acuerdes de mi comentario de que no era para tanto… Ya nos dirás ;)

Cráteres en el lago Myvatn

Cráteres en el lago Myvatn

Patos descansando en el lago Myvatn

Patos descansando en el lago Myvatn

Tanto el lago Mývatn como el río Laxá que nace en el propio lago, son un una zona protegida por su importancia ecológica. Es un lugar único en el planeta para la observación de aves, se considera uno de los enclaves naturales con mayor variedad de especies del mundo. Si eres aficionado a las aves es una visita obligatoria en tu viaje a Islandia. Y ésto se debe a que aquí se cruzan importantes rutas migratorias, sobre todo de patos. El más representativo, por ser autóctono y vivir todo el año en Mývatn es el porrón islándico (Barrow’s Goldeneye). Para los que les haya gustado el nombre del pájaro, aquí van otros que podríais ver: el zampullín cuellirrojo, el negrón común, el pato arlequín, el porrón moñudo, la serreta mediana, el porrón bastardo, el silbón europeo, la cerceta común, el falaropo picofino, el cisne cantor, el ánade friso, el ganso común, el ánsar piquicorto, el colimbo grande, la gaviota reidora, el colimbo chico, el charrán ártico, la perdiz nival, el halcón gerifalte, el búho campestre y el esmerejón. Qué imaginación el que pone los nombres, muy fan del falaropo picofino y del pobre porrón bastardo, que claramente no le caía bien al de los nombres :D .

Si te va la pesca, el río Laxá es tu amigo, hay una buena población de truchas de río, algunas truchas árticas, incluso en ciertas zonas salmones. Lo que es cierto es que en los últimos años la población de truchas ha descendido y han empezado a imponer restricciones.

¿Te gusta lo que lees más que mojar pan?
Suscríbete a nuestro blog!

Lee todos nuestros contenidos antes de su estreno... Y de regalo, los 12 consejos infalibles para un Camino de Santiago a lo disfrutón! ;)

Tranquilo, a nosotros tampoco nos gusta el spam

De Dettifoss a Grjótagjá

Vistas de Námafjall y fumarolas en Myvatn

Vistas de Námafjall y fumarolas en Myvatn

Nosotros habíamos empezado el día en el cañón Jökulsárgljúfur viendo Dettifosshaciendo un trekking de 8 km, es decir llegábamos al lago desde el este por la Ringo Road. 2 km antes de llegar a Mývatn cogimos la 860 para dirigirnos hacia Grjótagjá. Es una pista sin asfaltar (apta para todos los coches) en la que ves asomar al fondo el enorme cráter negro de Hverfjall. Grjótagjá es una vistosa y enorme fisura en el suelo, fruto de las fuerzas generadas por la separación de las placas tectónicas americana y la europea. Además íbamos buscando con muchas ganas la famosa cueva que aparece en todas las fotos si googleas Grjótagjá.

Pero al llegar (se ve un cartel, no hay pérdida), la cueva nos decepcionó mucho, puede que con la luz del sol en un día despejado… no sé. Y después al salir de la cueva, buscábamos la grieta, “¿Dónde está esa maldita brecha? Pero si tiene que ser descomunal!” hasta que nos dimos cuenta de que la propia cueva está en la “falda” de la grieta, incrustada en ella. Sólo había que subir los 10 metros de pendiente que teníamos delante… Qué pardillos!

Subida al cráter de Hverfjall

Continuamos el camino por la 860 hacia el lago, cógimos la 848 (rodea Mývatn por el sur) y en apenas 1 km te encuentras el desvío, muy bien indicado, hacia Hverfjall. Un cráter de tefra negra de 1 km de diámetro y 140 metros de profundidad. Dejas el coche en el aparcamiento a sus pies, para subir por un camino bien visible e indicado por un mapa. Podríamos decir que desde abajo no ves el lado bueno de Hverfjall, merece la pena el pequeño esfuerzo de subir al borde del cráter.  La perspectiva cambia y te das cuenta de que sus vistas son uno de los imprescindibles de Mývatn. Después del pequeño chafún sufrido con Grjótagjá aquello quitaba cualquier mal sabor de boca:

  • Hacia el oeste el lago en toda su inmensidad, con su vegetación, sus islotes y minicráteres.
  • Hacia el norte montañas ocres, como Námafjall en la zona de Hverir, y las fumarolas de Bjarnarflag y de la zona del Blue Lagoon del norte (Jarðböðin við Mývatn).
  • Hacia el sur verás los campos de lava de Dimmuborgir asomando entre el verde que lo predomina todo, y al fondo las montañas de Sellandafjall y Bláfjall, esta última con forma de tarta (incluido el glaseado).
  • Sin olvidarnos de las vistas hacia el cráter, prácticamente una circunferencia de 1 km de diámetro, totalmente negro, y con su montículo en el centro, que acaba siendo la guinda del pastel.

Lo mejor es que disfrutas de todo eso en tan sólo una hora y media (incluso 1 h con prisas).

Lo que nos perdimos… Dimmuborgir

Es imposible verlo todo, además esta isla te hace perder la noción del tiempo continuamente, en Islandia te vuelves un inconsciente temporal. Debido a esto renunciamos a ver los campos de lava de Dimmuborgir, con sus cuevas y formas que imitan castillos o incluso iglesias… Es uno de los sitios más visitados y lo recomendamos porque por lo que leímos hay formas realmente caprichosas. Pero no había tiempo material, y el día anterior habíamos estado en Askja rodeados de campos de lava, así que nos pareció el mal menor. A toro pasado hubiéramos invertido menos tiempo en ver los pseudocráteres a pie, porque como mejor se disfrutan es desde las alturas (Hverfjall y Vindbelgjarfjall).

Tampoco nos acercamos a Kálfaströnd para ver los pilares de lava sobre el agua, porque leímos en la Lonely que podía llevarte una hora, y en este caso no nos arrepentimos de no haberlos visto. Que nadie se enfade, es un sitio curioso, pero por las fotos no nos atraía mucho… y no lo cambiaríamos jamás por las vistas de Myvatn desde la cima de Vindbelgjarfjall, la última parada del lago en nuestro recorrido.

Viaje Islandia Alojamiento viajar cuando ir Iceland turismo preparativos

Pseudocráteres y Stakhólstjörn

Dejamos atrás Hverfjall y nos dirigimos de nuevo a la 848, dirección sur hacia los minicráteres o pseudocráteres, también llamados Skútustaðagígar. Creados por la “explosión” de aguas subterráneas, aguas que se calentaban tanto debido a la lava de algún volcán, que todos los gases que se generaban acababan saliendo pegando un gran petardazo (al caloret). Los pseudocráteres formaron un estanque llamado Stakhólstjörn (Monumento Natural Nacional), importantísimo por la cantidad de aves que anidan en sus alrededores.

Skútustaðagígar, pseudocráteres al sur de Myvatn

Skútustaðagígar, pseudocráteres al sur de Myvatn

El estanque natural y los pseudocráteres que lo rodean están en Skútustaðir (nombre del pueblecillo con cuatro casas). Hay sitio de sobra para dejar el coche y ponerte a explorar los cráteres a pie (el único modo), pero nuestra recomendación es que no perdáis mucho tiempo en recorrer todo el perímetro del estanque, ni ver todos los cráteres desde cerca (con un par llega). La mejor forma de disfrutar de ellos es con un poco de distancia, no sobre ellos. Para acabar nos acercamos lo máximo posible a una zona de la orilla del estanque, en la que había unas cuantas especies de patos. Con nuestros prismáticos (de la primera comunión de Richi) y la cámara disfrutamos un rato buscando diferencias entre ellos, en modo nada-experto ornitólogo…

Vindbelgjarfjall, las mejores vistas de Myvatn

Sobre las 17:30 llegamos a la subida a Vindbelgjarfjall o Vindbelgur, agotaditos después de 10 horas de tute, qué lejos quedaba Dettifoss… Casi ni habíamos parado a comer! Con este panorama nos enfrentábamos a este mini trekking de casi 5 km (ida y vuelta). En este momento para nosotros era el Everest. Habíamos visto algunas fotos desde arriba y no nos lo queríamos perder, todo un acierto!!

Panorámica desde Vindbelgjarfjall

Panorámica desde Vindbelgjarfjall

Justo en el medio de la orilla oeste del lago hay una montaña negra que sobresale por encima de la zona pantanosa, es ésa la que buscas, no hay mejor señalización que ella misma. Está en la zona de carretera que rodea el lago perteneciente a la R1, a unos 4 km del cruce con la 848 (si llegas desde el sur como nosotros, que veníamos de los pseudocráteres). Hay carteles que indican dónde desviarse y una zona para dejar el coche. Si vas en un turismo debes aparcar ahí, si vas con un 4×4 podrás seguir un km más hasta que se acabe la pista a las espaldas de Vindbelgjarfjall (aviso para navegantes, la pista estaba muy mal, ni de broma con un turismo). Te ahorras un kilómetro de ida y otro de vuelta, dejando en 3 km la ruta a pie (nos vino de lujo).

La subida tiene puntos con bastante pendiente, pero carente de dificultad, en una hora y media se hace bien. El camino sube por la ladera opuesta a Myvatn, disfrutando de las vistas hacia el lago Sandvatn, más pequeño, con decenas de islitas, y también zona protegida. Lo bueno de una ascensión así, es que la propia montaña te va ocultando el premio, y cuando llegas arriba las vistas te impresionan todavía más. La visión desde la cima es imperdible, debido a la altura puedes ver pseudocráteres “a vista de pájaro”, ves perfectamente los entrantes, penínsulas e islotes que dan forma a Myvatn. Y al fondo la otra orilla, con Hverfjall, las fumarolas…  Si no fuera porque queríamos acabar el día en el Blue Lagoon del Norte, es uno de los mejores sitios para disfrutar del atardecer sobre el lago.

Un pequeño desastre :S

Aviso para quitarse las botas en la guesthouse

Aviso para quitarse las botas en la guesthouse

Se había acabado nuestra jornada maratoniana, y sólo veíamos aguas azules en nuestro horizonte… Antes de ir a los baños termales pasamos por el supermercado que hay en Reykjalid, o Reykjahlíð, compramos la cena y dejamos todo en nuestra guesthouseHelluhraun 13. Os la recomendamos! la habitación espectacular (con camas reclinables por mando a distancia!) y los dueños muy majos. Incluso a pesar de que se nos olvidara quitarnos las botas al entrar (con el ansia de ir al Blue Lagoon) y les llenamos la moqueta blanca de barro… :S Qué carita puso el señor islandés, todo un poema.

Relax absoluto en la Laguna Azul del norte

Para acabar el día nos fuimos a disfrutar de unas merecidas horas de relax al Blue Lagoon del Norte, Jarðböðin við Mývatn, Laguna azul del norte o Myvatn Nature Baths… cada uno le llama como quiere pero todos lo gozamos por igual…

Si quieres saber cómo fue la experiencia en este tranquilo Blue lagoon lee nuestro post: La Laguna Azul del Norte, el secreto de Mývatn.

¿Es o no es Myvatn más que un lago? jeje Cuéntanos en los comentarios!

Datos prácticos

Zona: Noreste Islandia.

Distancia recorrida: 100 km

Todoterreno: No necesario

Lugares de interés:
Lago Mývatn
Grjotagja (grieta terrestre, cueva)
Hverfjall (cráter, muy buenas vistas)
Dimmuborgir (campos de lava)
Stakhólstjörn (estanque rodeado de pseudocráteres)
Vindbelgjarfjall (montaña, muy buenas vistas)
Laguna Azul del norte

Visita nuestra Mega guía para enamorarte de Islandia. Incluímos mapa de Islandia con los lugares de interés y ruta a seguir, nuestro recorrido de 11 días con trekkings detallados y una selección de lo que no te puedes perder en tu viaje a Islandia!

Ir a la Mega Guía Islandia

Te gusta viajar, la vida a tu style y la risa tonta?
Pues estás de suerte! ;))

Suscríbete y llévate de regalo, los 12 consejos infalibles para hacer el Camino de Santiago sin dolor!

Si no, puedes continuar leyendo el triste periódico... no pasa nada...

Tranquilo, a nosotros tampoco nos gusta el spam