No dejes que las cerezas te impidan ver el bosque

¿Tienes libre unos días y estás buscando un plan? ¿No sabes qué hacer este fin de semana? Coge un par de mudas (como diría mi abuela) y al Valle del Jerte! Es una paradoja que lo que le da fama también lo limita, parece que sólo existe el Jerte en las semanas de floración de los cerezos. En el norte de Extremadura hay mucho que hacer y que ver todo el año, es un destino a medio descubrir, y eso lo hace seguir siendo un rincón auténtico, que mantiene su identidad, sin caricaturizarse para el turismo.

Plasencia está situada a los pies de la parte occidental de la Sierra de Gredos, cerca de multitud de valles y gargantas entre montañas de más de 2000 metros, un paraíso natural repleto de vida. En nuestro caso os vamos a contar nuestra visita a Plasencia y la ruta 4×4 que hicimos desde el Valle del Jerte hasta la Reserva Natural Garganta de los Infiernos, una pasada!

El norte de Extremadura es una delicia para el viajero que busca naturaleza, experiencias de verdad, charlar con la población local y empaparse de su historia y cultura. Sin olvidarse, por supuesto, de comer muy bien! Me lo como todo de la gastronomía extremeña ;).

Pero, ¿Qué puedo hacer en Plasencia y alrededores?

Plasencia es una base perfecta para poder visitar el norte de Extremadura: el valle del Jerte, El valle de Ambroz, la comarca de la Vera, y el cercano (25 km) Parque Nacional de Monfragüe, Las Hurdes… Suena espectacular, pero para salir de dudas os explico qué puedes hacer dependiendo de tus gustos, hay para todos:

  • Para los que les gusta disfrutar de la historia y el patrimonio cultural, tienes Plasencia con sus dos catedrales y su cuidado casco histórico. Acercarse a la histórica judería de Hervás  o visitar el Monasterio de San Jerónimo de Yuste, entre otras muchas cosas…
  • Si te va la naturaleza puedes perderte por sus infinitas rutas de senderismo/trekking… explorar la zona alta del valle del Jerte con montañas de más de 2000 metros, perderte por todos los valles y gargantas de la zona, acercarte a la sierra de Gata y Las Hurdes
  • ¿Te apetece relax? Puedes bañarte en alguna de sus pozas naturales, como los pilones de la garganta de los Infiernos, que no te engañe su nombre melodramático! Si lo tuvieran los franceses sería famoso en el mundo entero, qué belleza!
Piscinas Naturales Pilones Garganta de los Infiernos Jerte Extremadura

Pilones de la Garganta de los Infiernos

  • Si te gusta la aventura puedes hacer una ruta 4×4 por la Reserva Natural Garganta de los Infiernos, nosotros la hicimos y quedamos encantados. Por cierto durante la ruta también vimos buitres leonados! Y si te apetece más caña apúntate al barranquismo por las numerosas gargantas de la zona, por ejemplo en la garganta de los Papúos o la garganta de los Hoyos. Algunos compañeros lo hicieron con JerteXtrem y quedaron encantados.
  • Parque Nacional de Monfragüe, destino obligatorio si te apasiona la ornitología. Es una reserva de la biosfera por la que puedes hacer una safari fotográfico 4×4 o rutas de senderismo. Un reducto del conservacionismo, perfecto para el avistamiento de aves o birdwatching: águilas reales, buitres leonados, cigüeñas negras… Hazte con unos prismáticos y a descubrir sus nidos!
¿Te gusta lo que lees más que mojar pan?
Suscríbete a nuestro blog!

Lee todos nuestros contenidos antes de su estreno... Y de regalo, los 12 consejos infalibles para un Camino de Santiago a lo disfrutón! ;)

Tranquilo, a nosotros tampoco nos gusta el spam

Plasencia, un casco histórico impresionante

Lo primero de lo que te hablan al llegar a Plasencia es de dos cosas, una son sus dos catedrales, sí! dos!, y en segundo lugar que es una ciudad “para agradar a Dios y los Hombres”. A Dios no sé cómo le ha ido, pero a los humanos de carne y hueso esta ciudad medieval nos encanta: casco histórico amurallado, dos catedrales como decíamos, un acueducto, conventos, palacios… todo rodeado de un paraíso natural de montañas, valles, ríos y gargantas.

Plasencia fue fundada como ciudad en 1186 por Alfonso VIII de Castilla para frenar a los musulmanes por el sur y al reino de León por el oeste. El lema fundacional que le dió Alfonso VIII fue “Ut placeat Deo et Hominibus” (para agradar a Dios y los Hombres), no sabía tito Alfonso de marketing ni nada… un poco exagerado pero no va desencaminado el eslogan.

Para ver Plasencia con calma puedes dedicarle una mañana entera, disfrutando sin prisas de perderte por sus callejuelas, te recordamos que todo el conjunto histórico de la ciudad está declarado Bien de Interés Cultural. La web del ayuntamiento de Plasencia tiene aspecto un poco anticuada, pero no te fíes de las apariencias, la verdad es que tienen muchísima información. Te recomendamos que te pases por su apartado de turismo en Plasencia, hay rutas de esculturas, de conventos, por la muralla, por los escudos de la ciudad… Además puedes reservar plaza en las rutas guiadas por la localidad.

Plaza Mayor Plasencia Extremadura Mayorga

Plaza Mayor de Plasencia

La Plaza Mayor, tapeo y mucha vida

Tanto en la plaza como en las calles que llevan a la plaza es dónde se concentra la mayor actividad de la ciudad, con terrazas para disfrutar de unas cañas, bares para ir de tapeo, el ayuntamiento con el Abuelo Mayorga en lo alto, el mercado tradicional de los martes (celebrado desde la Edad Media)… es el lugar perfecto para mezclarse con los placentinos y gozar con su gastronomía.

Plaza Mayor Plasencia Judería Extremadura

Edificio muy estrecho de origen judío

Plasencia es la ciudad en la que vivió la mayor comunidad judía de toda Extremadura, en alguna de sus calles puedes ver baldosines con menorás (candelabro hebreo), y en la Plaza Mayor puedes ver la última construcción de origen judío de Plasencia, una estrecha casita de no más de 2 metros de ancho… Además si te interesa el tema puedes acercarte al cementerio judío, en el que hay algunas tumbas excavadas, está al norte del Parador y ya fuera de las murallas (a 2 min, don’t worry!).

La catedral nueva y la catedral vieja, un 2×1

La primera intención fue construir la nueva sobre la vieja, y ésta última acabaría desapareciendo. Pero se cree que por falta de dinero se dejó a medio acabar la obra, con dos catedrales unidas, 2×1 para el viajero! Gracias a ello puedes apreciar siglos de historia del arte, desde el románico y su transición al gótico de la catedral vieja, hasta el plateresco de la catedral nueva.

Naranjos plaza catedrales Plasencia Extremadura

Naranjos delante de las catedrales

Fachada Catedral vieja Plasencia Extremadura

Catedral vieja de Plasencia (Siglo XIII)

La catedral vieja se empieza en el siglo XIII, y hasta el siglo XV no se finaliza del todo. Puedes apreciar la sobriedad y sencillez del estilo románico en la fachada oeste, la que está justo enfrente del palacio episcopal. En su claustro los arcos apuntados y las bóvedas de crucería muestran la transición al gótico. Como curiosidad, la Torre del Melón que se puede ver desde el patio enlosado de la fachada sur, una torre picuda totalmente diferente a todos los estilos que puedes ver en ambas catedrales, estilo bizantino!! Menudo mix.

La catedral nueva se empezó a construir en el siglo XVI, y nunca se llegó a acabar del todo. Las obras empezaron respondiendo a unas nuevas necesidades estéticas y al incremento de la población. La catedral nueva es de estilo plateresco, y en su interior se puede ver una espectacular bóveda con miles de nervios dorados que se entrecruzan para soportar el peso del techo. Además en la sillería del coro hay dos asientos tallados para los Reyes Católicos, ¿posarían allí sus reales traseros Isabel y Fernando? En la base de la fachada norte, de estilo plateresco, también pueden apreciarse los dos sellos de Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón.

Catedral Nueva Plateresco Plasencia Extremadura

Catedral Nueva de Plasencia (XVI), estilo Plateresco

Callejeando por Plasencia, prohibido aburrirse

Pero Plasencia tiene mucho más, por ejemplo su muralla, construida tras la invasión de los Almohades en 1196. No dejes de subirte a la Torre Lucía (es gratis), la única torre defensiva que queda en pie, desde la que tienes unas muy buenas vistas sobre toda Plasencia. Cerca de la Torre Lucía puedes ver el acueducto del siglo XVI (aquí tienen de todo!), de unos 200 metros y 50 arcos.

Otro lugar muy interesante es el convento de Santo Domingo, reconvertido en un espectacular Parador Nacional, se puede entrar a visitar sin problema y no debes perdértelo. Y si te van las iglesias puedes hacerte un tour todo lo largo que quieras: Iglesia de San Esteban (siglo XV, ábside gótico y retablo en transición entre plateresco y barroco), Iglesia de San Martín (parroquia más antigua, XIII), Iglesia de San Pedro (de las más antiguas y con menos remodelaciones, con estilo románico pero con algún detalle del estilo mudéjar toledano), y así podríamos estar toooodo el día… ;)

Aparte de su faceta más histórica, puedes pasearte por el Parque de Los Pinos, en el que decenas de pavos reales y patos andan a sus anchas (muy divertido para los niños), o acercarte a darte un chapuzón al río Jerte en el Parque de La Isla, con una zona preparada para el baño. También puedes pasar unas horas en su importante museo etnográfico, y para acabar el día ver el atardecer desde el mirador de la ermita de la Virgen del Puerto, con Plasencia a tus pies.

BonusTrack: TBM Plasencia, nuestro primer encuentro bloguero

Como ya sabréis somos unos blogueros bastante novatos, así que para nosotros fue un subidón cuando nos confirmaron que podíamos asistir al Travel Bloggers Meeting de Plasencia. Después ya vino la fase de canguelo “pero si ahí va gente muy pepino…” :)

Sin embargo, el viernes todo empezó genial en el tren hacia Plasencia. Alicia Bea (Objetivo Viajar) al enterarse que era nuevo, me llevó por todo el tren presentándome a los demás blogueros :) qué maja! Y sin saber cómo, acabé compartiendo una divertida charla con Alicia Bea, Ana (Planeta Dunia), Mauxi (Turiscurioseando) y Carlos (Vagamundos).

Al llegar a Plasencia me tocó disfrutar de una gymkana loca y genial. Corrimos por toda la ciudad, conocimos su historia y también sudamos bastante… pero sobre todo disfrutamos de la amabilidad de los placentinos, a los que asaltaban unos blogueros acelerados y sudorosos pidiendo ayuda para resolver acertijos sobre Plasencia.

En principio la actividad parecía tranquila, y mientras esperábamos, entre las bromas iniciales conocí a mis paisanos Sabela (Viajando, Imágenes y Sensaciones) y Millán Dasairas (compañero de habitación del albergue). Pero cuando nos dieron las normas y los sobres con las pruebas, nos dimos cuenta que nos habíamos metido en un #PlasenciaExpress, pero sin la Pedroche… pasó de todo :).

Pruden (Los Apuntes del Viajero), Maia y Jana sufrieron un pequeño engaño y acabaron cuesta arriba en dirección contraria :), Raúl y Diana (Mundo x Descubrir) llegaron caminando “casi hasta Cáceres” gracias a las indicaciones de algún placentino desorientado… O Carolina (Los Viajes de Carol) y Elena (Elena Tauste) que pararon un coche y se montaron en él para cruzar la ciudad! :) A mi me tocó como compañero a Enrique (Consejero Viajero), y casi ganamos!! Tuvieron que hacer foto finish! ;) Ganaron Antonio y Bea de Próxima Parada: la Luna, tan buena gente que compartieron el premio, una torta de la Serena!! Por Dios qué rica!! Muchas gracias chicos!

Durante la tarde del viernes fue la presentación oficial del TravelBloggers Meeting 2015, en la que presentaron una guía del norte de Extremadura hecha por blogueros, ¿Y eso por qué es noticia? Pues porque es una guía OFICIAL, encargada por el gobierno de Extremadura a blogueros. La importancia de los blogs de viajes está en auge, y quién mejor que viajeros expertos “autóctonos” para crear contenidos. Viajeros hablando a viajeros, perfecto!

El sábado fue una sucesión de interesantes charlas y conferencias, pero tranquí no te voy a aburrir hablando de ellas… te lo resumo en una frase de Miquel Silvestre: “Cuanto más cosas tienes, más miedo tienes a perderlas”, ahí queda. (De este tema hemos hablado ya en nuestro blog, siempre desde el rigor científico de nuestras tres mudanzas y su relación con las manzanas de Newton).

Para acabar el sábado nos tenían preparada una pedazo sorpresa, nos dividieron en equipos, y a hacer un Master Chef bloguero!! Teníamos tiempo límite, un mercado con productos extremeños, 3 platos que preparar, equipo de trabajo profesional y tres chefs de jurado… todo un espectáculo! En mi equipo estaban Silvia (Sin Parar de Viajar), Carla (La Maleta de Carla), José Luis (Guías Viajar), Rebeca (Debocados) y Bea (Próxima Parada: la Luna). A Bea le enmarronamos como Jefa de cocina y nos dirigió tan bien como lo haría David Muñoz ;). Nos lo pasamos mejor que un gato con un puntero láser, y el resultado fue casi de matrícula (nos falló la gelatina, que se quedó en un extraño liquidillo denso…). Un placer equipo 9! :)

Torta del Casar TBM Plasencia MasterChef Valle del Jerte

Rollito de Torta del Casar, equipo 9 TBM Plasencia

Para acabar el domingo, había elegido hacer una ruta 4×4 por el valle del Jerte y la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, con acceso a áreas naturales restringidas, descubriendo rincones espectaculares en las montañas extremeñas. Os hablaremos en los próximos días sobre ello.
Fue un fin de semana perfecto, emocionante y lleno de sorpresas, en el que no paré de conocer a gente interesantísima, pero sobre todo buena gente. Culos inquietos con muchas ganas de descubrir, de aprender, de compartir, de vivir en contacto con todo tipo de culturas… VIAJEROS con mayúsculas.

Te gusta viajar, la vida a tu style y la risa tonta?
Pues estás de suerte! ;))

Suscríbete y llévate de regalo, los 12 consejos infalibles para hacer el Camino de Santiago sin dolor!

Si no, puedes continuar leyendo el triste periódico... no pasa nada...

Tranquilo, a nosotros tampoco nos gusta el spam