Viajar gratis por todo un país o por todo el mundo, ¿sueño o realidad? Desde hace tiempo realidad. Eso sí, a cambio toca trabajar un poquito, no iba a ser tan fácil! Pero sí muy divertido y para nosotros una de las mejores maneras de conocer un país, o varios! (ovarios? Sí, hay que tenerlos un poco también ;)

Cuando viajas por Asia, el coste del alojamiento y comida apenas se nota en tu bolsillo, pero cuando te mueves por Europa, Norteamérica o Nueva Zelanda, donde el alojamiento es bastante más caro, ahorrarse esos costes puede significar mucho en tu presupuesto del viaje. Así que el wwoofing puede ser tu opción. Aparte, como te contamos a continuación, las ventajas son muchas más!

Wwoofing, una alternativa para viajar gratis

Habíamos oído anteriormente hablar sobre eso del wwoofing (World Wide Opportunities On Organic Farms), una manera de viajar por el mundo intercambiando tu tiempo y habilidades por alojamiento y comida (y experiencias!). Así que como hasta ahora habíamos estado atrapados por Cardiff y alrededores, decidimos que era el momento de emprender esta aventura para conocer el resto de Gales, tres parques nacionales y las segundas montañas más altas de Reino Unido (después de las de Escocia) nos esperaban.

En cada sitio las condiciones de horarios y días libres son diferentes, pero más o menos trabajarás 5 horas al día y 5 días a la semana. Por lo que sueles tener parte de las tardes libres, y dos días a la semana para visitar y descubrir la zona (si piden más horas de trabajo empezará a no compensarte).

Viajar gratis seguro de viaje

Aunque inicialmente el wwoofing nació (allá por los 70!) como una forma de voluntariado en granjas ecológicas, ha evolucionado hacia todo tipo de trabajos (lo de las granjas no es para todos ;) a cambio de manutención, aprendizaje y experiencias. Por ejemplo nosotros en Gales trabajamos paseando perros en las montañas de Snowdonia, editando vídeo, construyendo escalones en un jardín empinadoatendiendo a los huéspedes en un B&B, dando clases de vídeo, recogiendo patatas, protegiendo cultivos del frío, cortando leña, pintando casas, etc… Ahora hay oportunidades para hacer prácticamente de todo, seguro que hay algo que sepas hacer tú!

wwoofer wwoofing

Paseando perros con Anne, otra wwoofer

Genial la idea ésta del wwoofing o pseudovoluntariado, aunque como luego veremos siempre hay alguien dispuesto a desvirtuarlo todo y utilizarlo en su propio y único beneficio… Aún así recomendamos la experiencia sin duda, pero con ojo!

¿Cómo funcionan estas webs?

Curioseando por internet llegamos a la web de Workaway, en la que viajeros (aquí voluntarios o helpers) y anfitriones (o hosts) se ponen en contacto para colaborar juntos. En realidad es como una red social de intercambio, tú necesitas alguien para trabajar, yo necesito casa y comida, ¿se te ocurre cómo resolverlo? ;)

Ahora ya hay otras mil webs similares, si googleleas “wwoofing” te saldrán montones de ellas con posibilidades de viajar a cualquier rincón del planeta y de vivir mil experiencias diferentes… El mundo se hace elástico!!

Aunque puedes curiosear los perfiles de los anfitriones aún sin haberte dado de alta en la web, y así saber si eso es lo que buscas, para poder ponerte en contacto con ellos tienes que pagar una cuota  bianual de unos 30 € (muy pagable). Introduces tu perfil contando un poco tu vida (lo que quieras, pero que quede bonito ;) y tus habilidades o los trabajos que estarías dispuesto a realizar (tipo ordeñar vacas, pintar casas, llevar la contabilidad o limpiar barcos…). Ah y siempre mejor con fotos.

Después escribes a los hosts que más te atraigan, por la zona, el tipo de trabajo, las fotos o las opiniones de voluntarios anteriores… Los hosts también pueden ponerse en contacto contigo si les gusta tu perfil. Si sois una pareja (novios o no) podéis crearos un perfil único y ofreceros en un pack (en este caso pagaréis unos 45 €). Hay muchos hosts que buscan a pares, no tendréis que separaros! ;)

¿Te gusta lo que lees más que mojar pan?
Suscríbete a nuestro blog!

Lee todos nuestros contenidos antes de su estreno... Y de regalo, los 12 consejos infalibles para un Camino de Santiago a lo disfrutón! ;)

Tranquilo, a nosotros tampoco nos gusta el spam

De esta manera llegáis a un acuerdo en cuanto al tiempo y fechas que pasarás en su casa, las funciones y horario en el que trabajarás y qué recibirás a cambio. También es posible que la duración de tu estancia no sea cerrada y dependa de cómo conectéis, claro que sí, #SomosElásticos!

Aparte de cubrirte tus necesidades más primarias, los hosts normalmente te ofrecen otro tipo de beneficios, como uso de bicicletas, clases de surf, montar a caballo, aprender un idioma, llevarte de parranda por ahí,  etc. Y ésta es la parte que más mola, donde a veces la generosidad de la gente te sorprende! Nosotros conservamos varios amigos de nuestro viaje y seguimos en contacto con la mayoría de nuestros hosts! Big kiss for all of you if you are reading! xxx ;)

¿Alguna recomendación o consejo?

En general las experiencias son muy gratificantes, los anfitriones te abren su hogar y te llevas mucho más que un techo donde dormir o un estómago lleno.

Sin embargo es importante que dejes claras las condiciones desde el principio, ya que en algunos perfiles no lo indican bien y las suposiciones pueden dar lugar a sorpresas y emoticonos tristes :(.

Además conviene saber cómo podrás moverte por la región que visites, si tienen transporte público cerca, si te dejan unas bicis para moverte o si ellos te pueden acercar y recoger en coche de algún sitio.

Nosotros únicamente en un sitio tuvimos problemas, ya que a pesar de que les preguntamos e insistimos por mail, no conseguimos que nos respondieran a ciertas dudas que nos rondaban y al final decidimos confiar.

Cuando llegamos allí pretendían que les ayudáramos a construir una casa, trabajando 8 horas al día 5 días a la semana (jornada laboral completa!) a cambio de vivir en un cuchitril al que llamaban caravana. No podíamos ponernos erguidos, sólo teníamos una especie de cama, por llamarle de alguna manera, y para calentarnos una estufa de leña que llenaba de humo la caravana! Lo mejor de todo: sin baño! ¿para qué? (En las fotos se ve la caravana tal como la encontramos al llegar). Y si vivíamos en esas condiciones, imaginaros las comidas! Era todo de chiste.

No es que tengamos problema para evacuar en medio del campo, pero no me pidas a cambio trabajar como si no hubiera un mañana, la esclavitud hace tiempo que se abolió. Y lo peor es que no fueron claros desde el principio, ¡qué les habíamos preguntado! Totalmente desproporcionado y de tener una cara muy dura. Así que muy a nuestro pesar, en esta ocasión tuvimos que rechazar esas condiciones y marcharnos a los pocos días de llegar.

Como en todo, la ley hace la trampa y siempre hay gente que intenta sacar tajada y hacer negocio. Así que hay algunos anfitriones que directamente buscan “esclavos” para sacar adelante sus negocios o proyectos y se pierde de vista el objetivo por el que nació este tipo de plataformas, un intercambio en todos los sentidos, de mano de obra, de experiencias y de vida. Mucho más que un contrato laboral!

Te recomendamos que leas las opiniones de otros voluntarios y que esté todo claro antes de tu llegada, de todas maneras la mayoría de anfitriones ya las indican en su perfil! Si no lo indican, pregúntales, no te cortes. Y siempre déjate llevar por tu intuición y tus sensaciones. Ten en cuenta que de las experiencias negativas también se aprende, así que tampoco hagamos un drama, siempre servirá para algo. Además no se establece ningún contrato así que siempre puedes abandonar el sitio y moverte hacia el siguiente. Probablemente si no hay buena comunicación, el anfitrión esté también de acuerdo contigo en que poner fin es lo mejor para ambos.

viajar gratis voluntario

Dando de comer a los cerditos insaciables en Pembroke

Otra cosa importante, en lugares de inviernos difíciles puede ser que la oferta decaiga durante esa temporada. Nosotros encontramos varios sitios cerrados y tuvimos que elegir alternativas, pero esto siempre estará indicado en el perfil de los hosts, así que no hay que preocuparse. El resto del año no suele haber problema, y menos ahora cuando la oferta ha crecido muchísimo.

¿Y esto es seguro?

Si! Mucho! Al menos es lo que a nosotros nos parece. Estas webs toman varias medidas de seguridad y el resto corren de tu cuenta. En concreto la web de Workaway (aunque todas funcionan parecido), realiza una revisión y filtrado de las comunicaciones por email, para evitar cualquier tipo de fraude o inseguridad de los usuarios. Además no aceptan cualquier perfil, sino que comprueban previamente el contenido, para que sea adecuado a su filosofía.

Aún así recomiendan hacerte un seguro por cualquier accidente que pudiera ocurrirte. Nosotros no contratamos ningún seguro especial (llevábamos un seguro de accidentes previo para viajar a Cardiff, como servicio adicional de nuestra tarjeta de crédito), pero nunca nos sentimos inseguros ni sufrimos ningún tipo de acoso, fraude o similar. Como siempre, aquí lo que mejor funciona es el sentido común. Y las opiniones y experiencias de otros viajeros.

Esperamos que estos tips os animen a lanzaros a la aventura de viajar gastando poco y viviendo tu destino tan de cerca! Si queréis ver cómo nos fue a nosotros, te dejamos aquí nuestros 3 meses de aventura:

No te pierdas nuestra experiencia wwoofer

¿Tú también has hecho wwoofing o tienes pensado hacerlo? ¿Has tenido experiencias parecidas en el extranjero? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Te gusta viajar, la vida a tu style y la risa tonta?
Pues estás de suerte! ;))

Suscríbete y llévate de regalo, los 12 consejos infalibles para hacer el Camino de Santiago sin dolor!

Si no, puedes continuar leyendo el triste periódico... no pasa nada...

Tranquilo, a nosotros tampoco nos gusta el spam