¿Has oído hablar de la Torre Eiffel? Mejor, porque hoy no vamos a hablar de ella ;D

París es de esas ciudades que es imposible que te decepcione, al menos arquitectónicamente, como mucho te agotará, jeje. Excesiva e inabarcable, ni se te ocurra estrenar zapatos en tu visita a esta urbe! La Torre Eiffel, la Sainte Chapelle, el Louvre, el Museo de Orsay, el Sacre Coeur, Notre Dame, la Opera Garnier, el Arco del Triunfo, el Pompidou… una colección de edificios y monumentos que son ya la identidad de la ciudad de la Luz.

Pero hoy no vamos a hablar de sus conocidos museos o su arquitectura, hoy os descubrimos los lugares que nos marcaron y que añadieron un encanto especial a nuestra visita a la ciudad del Amor. Algunos más populares y otros más desconocidos, si buscas un viaje diferente a París, no te pierdas estas 12 experiencias!

1. Colarse para ver París desde el cielo gratis

Estar en París y no subir a cualquiera de las múltiples opciones que ofrece la ciudad para verla desde arriba, es llevarse una visión incompleta de París.

Una de las mejores opciones es la terraza del Centro Pompidou (otra buena opción gratis te la contamos en el punto 3. También tienes las galerías Lafayette, pero las vistas no molan tanto).

Los domingos la entrada al Pompidou es gratis, así que si estás de fin de semana en París, es una visita casi obligada. Nosotros entramos a última hora, así nos ahorramos las colas (y de paso vimos el atardecer), que ya se sabe, cuando algo es gratis, como moscas…

Terraza Museo Pompidou Torre Eiffel Paris Vistas imperdibles viajar fin de semana

París desde la terraza del Museo Pompidou

Fuimos subiendo planta a planta viendo la exposición, hasta que aparecimos en la terraza y alucinamos. Notre Dame al ladito, el mejor sitio para verla desde arriba, la Torre Eiffel al fondo, el Sacre Coeur y las típicas buhardillas y chimeneas parisinas. Unas vistas impresionantes que te enamorarán aún más de París y si eras un anti-Pompidou, empezarás a verlo con otros ojos ;)

2. Olisquear por el mercado multicultural de Belleville

El barrio de Belleville es uno de los que más disfrutamos ya que nos gusta ver esa parte de las ciudades más oculta a los turistas, donde se observa la verdadera vida de la ciudad. Así que nosotros lo exprimimos al máximo, y encontrarás varias referencias a él en este listado.

Pertenece al distrito parisino de Ménilmontant, más allá de Les Marais, y vendría a ser como el Lavapiés madrileño, un barrio multicultural con mucha vida en las calles. Aunque no tiene nada particularmente llamativo, mola pasear por allí, sobre todo de día cuando está el mercado del bulevar de Belleville, y dejarse llevar por la agitación y el bullicio del barrio.

Mercado Belleville Marché Paris Turismo alternativo local gastronomía

Mercado Belleville

El mercado Belleville es el típico mercado callejero, con sus tenderetes, su caos, sus fruteros gritando las ofertas del día y su pasillo central abarrotado de gente con bolsas. Una buena manera de mezclarte con los locales, donde además podrás comprar tu picnic francés por un precio muy asequible.

3. Picnic con vistas en el Parque de Belleville

Parque Belleville vistas Torre Eiffel picnic turismo Paris vacaciones

La torre Eiffel desde el parque Belleville

Muy cerquita del mercado de Belleville encontrarás un parque con unas vistas increíbles sobre la ciudad de París, el Parc de Belleville. Es un parque en diferentes alturas, bastante cuidado, con sus bancos, sus fuentes, sus zonas verdes y su arbolada.

Un lugar tranquilo a modo de balcón hacia la ciudad, desde donde podrás distinguir Notre Dame, El Pompidou y la Torre Eiffel! Sin gente y gratis, un privilegio estando en París! El lugar perfecto para acabar con las provisiones que compraste en el mercado anterior. Nosotros nos marcamos un picnic con vistas y cerveza fresquita! ;D

Parque Belleville picnic turismo vistas Paris dias

Picnic en Belleville

4. Buscar ese ídolo que marcó tu vida en el cementerio Père Lachaise

Tumba Melies Cementerio Pere-Lachaise Paris escapada

Nuestro querido Méliès :D

Aunque suena un poco tétrico y friki, la realidad es que enseguida te olvidas de que estás en un cementerio. Y es que al final es un museo disfrazado de cementerio, una fiesta (con confetti y sorpresas) homenaje a todos esos personajes influyentes que de alguna manera han marcado nuestra vida, el paraíso del mitómano (que todos llevamos dentro).

Escritores, pintores, filósofos, músicos, cineastas y artistas de cualquier disciplina descansan en verdaderos monumentos, entre árboles y paseos con bancos, en un ambiente más parecido a un parque que a un cementerio. Hay gente que se lleva allí la merienda!

Disfrutamos como enanos, nos sorprendimos con las pintadas grafiteras de la tumba de Oscar Wilde y su impresionante mausoleo, saludamos (con notita incluida) a nuestro querido Mélies en su preciosa tumba, paseamos por Gertrude Stein, Moliere, Chabrol, Apollinaire, Géricault… y Jim Morrison, un poco decepcionante pero la tumba más exitosa sin duda, tanto que la tuvieron que vallar y la gente no tiene más remedio que dejar sus mensajes en el árbol vecino.

5. Perderte en el romántico parque Buttes-Chaumont

Este parque fue un gran descubrimiento, recomendación de un amigo que vivió un tiempo en París. Tal como me contó él, se trata de un parque muy salvaje y especial, un rinconcito que los parisinos tienen escondido para sorprender a sus parejas en la primera cita, así que si París es el lugar escogido para pedir la mano a tu chic@, éste es tu sitio! Un lugar muy romántico, también ideal para hacer un picnic francés.

Parque Buttes-Chaumont Paris Escapada romántica viajar turismo

Parque Buttes-Chaumont

Construido sobre una cantera, está muy cerquita del parque Belleville, pero mucho más grande que éste y con mucho más encanto. Impresiona por su vegetación variada, no te pierdas su isla rocosa en medio del lago, con grutas y un pequeño templo en su cima.

¿Te gusta lo que lees más que mojar pan?
Suscríbete a nuestro blog!

Lee todos nuestros contenidos antes de su estreno... Y de regalo, los 12 consejos infalibles para un Camino de Santiago a lo disfrutón! ;)

Tranquilo, a nosotros tampoco nos gusta el spam

6. Recorrer los rincones míticos de París en bici

Una de las cosas que más disfrutamos de nuestro viaje a París fue callejear por la ciudad en bici. Es una pasada desplazarte de un sitio a otro en cuestión de minutos y poder disfrutar también del camino, que en esta ciudad es un plus, pues hasta la calle más fea de París tiene su encanto. Recorrerte los Campos Elíseos, las orillas del Sena, ir aproximándote a la Torre Eiffel hasta tenerla encima… una locura! Eso sí, no es la mejor opción para ver el barrio de Montmatre! :D

Además la ciudad está muy preparada para los ciclistas, con carril bici en la mayoría de las avenidas, y el tráfico es super respetuoso con los vehículos a dos ruedas, así que nos sentimos muy seguros en todo momento, igualito que en Madrid, ejem.

El sistema público de préstamo de bicis, Velib (“vélo”=bicicleta + “liberté”=libertad) es muy cómodo y nos pareció bastante barato para París, 8 € a la semana (también las puedes coger 1 día a 1,70€). Te recomendamos 100% que te lances a vivir París en modo travelling cinematográfico a bordo de una bici… qué menos, estando en esta ciudad tan peliculera!

7. Una cerveza a los pies del Sacre Coeur es sagrada!

Después de subir casi 300 escalones hasta la cúpula de la Basílica del Sagrado Corazón, con sus correspondientes 300 escalones de bajada, (un reto para los claustrofóbicos como Arancha), nuestras caras se iluminaron cuando aquel vendedor ambulante nos puso una cerveza bien fresquita en la mano. Y encima en botella de cristal!

Basílica Sacre Coeur Plaza Louise Michel Montmartre Paris escapada turismo vistas

Descalzos en Sacre Coeur

Imitamos al resto de parisinos y extranjeros que andaban por allí y como buenos disfrutones nos tiramos con nuestra cervecita en el césped inclinado que asciende hasta la Basílica. Un momento de relax como premio a la empinada subida a la colina de Montmatre. También es un buen sitio para llevarte tu pic- nic y comer por allí. Nosotros fuimos poco antes del atardecer y el ambiente era de lujo.

8. Observar el encendido de la Torre Eiffel y el mejor Notre Dame en butaca VIP

Nos referimos a los famosos Bateaux-Mouches, que de primeras puede parecer la mayor turistada, y lo son, pero que si eliges bien el momento puede ser una de tus mejores experiencias en París, de ésas que quedan grabadas a fuego.

Subimos en el barco desde el embarcadero de la Torre Eiffel, buscando un paseo por el Sena y una perspectiva diferente de la ciudad, y nos encontramos con una exhibición de postales parisinas que nos puso la piel de pollo. Identificamos los dos Palais, el Petit y el Grand, los museos, de Orsay, el Louvre, el Pont Neuf, y al llegar a la catedral de Notre Dame el sol decidió empezar su puesta (de largo!) y sacar sus mejores colores para regalarnos una imagen de Notre Dame imborrable. Ahora sí era la ciudad del Amor!

A la vuelta al embarcadero, nos sorprendió una Torre Eiffel vistiéndose de gala para la noche parisina. El encendido de la famosa Torre con sus destellos intermitentes que fue el broche de oro a un paseo de cuento. Sin duda, París la ciudad de la Luz! 

Bateau Mouche Rio Sena atardecer Catedral Notre Dame Bateaux-Mouches crucero escapada romática Paris turismo

Recuerda, el truco es fijarse en la hora del atardecer y del encendido de la Torre Eiffel según la época del año, y subir al Bateaux como 1 hora antes, o el tiempo que dure el paseo en barco. Una experiencia absolutamente demencial ;)

9. Disfrutar de un crepé o una galette en las calles de St. Michel

París está plagada de creperías y puestos callejeros donde hacerte con un rico crepé o su versión salada, la galette. Si viajas a esta ciudad tienes que probar alguno… y lo sabes ;). Una zona donde encontrarás muchas creperías a buen precio y en un ambiente juvenil, son los alrededores de la plaza Saint Michel, en el conocido como barrio Latino.

Date una vuelta por allí, elige una crepería y pídete cualquiera de ellas, la mayoría están para chuparse los dedos. Nosotros acabamos en la Creperíe des Arts, pero son todas parecidas, las pedimos para llevar directamente en la calle.

10. Mezclarse con los parisinos en las terrazas del canal St. Martin

Paséate por el canal St. Martín y verás muchos grupos de parisinos hacer pic-nic en las orillas del canal. Como ves, estos franceses tienen mucho vicio con los pic-nics. En cuanto hace bueno, agarran un vino, un buen queso y sus guitarras y al río.

La zona que más nos gustaba es desde el codo del canal hacia abajo, hacia el metro République. También puedes tomarte algo o cenar en alguno de sus bares, muy chulos y donde se mueve el moderneo parisino. No son súper baratos pero se pueden pagar. Tanto nos gustó que repetimos dos noches!

11. Gozar hasta llorar con los quesos y el pan parisino  

Un lugar de 10 para hacerte con algún rico queso francés es el mercadito al aire libre de la Place Monge. Te volverás loquísimo con la cantidad de quesos diferentes a cada cual más placentero. Los probamos casi todos (qué paciencia la chica del puesto!) y luego nos llevamos varios para el clásico picnic del día.

Otro mercado, éste más popular y con bastante encanto, es el de la calle Mouffetard. Una rue parisina llena de color, con tiendecitas, fruterías, cafés y panaderías, con puestos a lo largo de toda ella. En esa calle hay una patisserie boulangerie, Les Chants de Blé, donde compramos varios panes de aceitunas y queso espectaculares.

12. Sobredosis de belleza en el mejor atardecer de París

La mejor puesta de sol de París no está en la Torre Eiffel, ni en el Sacre Coeur, ni en el Arco del Triunfo… El lugar más privilegiado para observar el atardecer de París está a orillas del Sena, en un rinconcito de la Isla de la Cité, en la punta de la plaza del Vert Galant.

Es una zona donde los parisinos suelen reunirse para hacer el típico picnic francés, osea, vino y queso, pero vino en copas de cristal claro, que esto es París! Si llegas hasta el final de la isla, en la punta oeste, tendrás el Sena, los puentes y el atardecer de París para ti solo!

Plaza Vert Galant Ile de Cite Rio Sena puentes atardecer Paris escapada turismo

Vistas desde la puntita de la Isla de la Cité :)

¿Estás planeando tu escapada a París?

Cada vez se utilizan más los apartamentos como alojamiento en los viajes, son más cómodos, muchas veces más baratos, tienes cocina para ahorrarte un dinerillo… Una buena opción para buscar alojamiento es la web Hundredrooms.com, es un comparador de apartamentos que, sólo introduciendo la fecha y el destino, te encuentra los apartamentos más baratos de entre un montón de webs y buscadores. Es un super-buscador, así no tienes que mirar precios en cada una de ellas individualmente. Échale un vistazo, puede ser una alternativa genial a los hoteles!

**Post patrocinado**

¿Y tú? ¿Cuáles son tus rincones secretos de París? ¿Qué momento único viviste por sus calles?  Cuenta cuenta!! ;D